BLOG DE MASCOTAS

Síntomas que te alertarán si tu perro tiene infección

Si tu perro está sufriendo de una infección, el reconocimiento de los síntomas rápidamente ayudará a brindar un correcto tratamiento. 

Como un dueño que se preocupa por su mascota, es posible que busques saber cuando tu perro sufre de una infección. Pues, al igual que los humanos, cualquier animal puede sufrir de contagios en el transcurso de la vida.

Debes de tener presente que, la mayoría de las veces, no debes de alarmarte. Sin embargo, debes de estar muy atento si existe una epidemia en el vecindario.

¿Qué es una infección?

Una infección es una invasión de los tejidos corporales por microorganismos causantes de enfermedades. Los microorganismos que viven en el cuerpo de forma natural no son considerados como infecciones.

Hay que recordar que todos los que vivimos en el planeta tenemos en nuestro cuerpo microorganismos que conviven dentro de nosotros. Con los cuales vivimos en equilibrio, además que son importante para los procesos vitales.

Los agentes que causan enfermedades por lo general no se encuentran en nuestro cuerpo. Debido a su naturaleza, se tratan de bacterias, virus o parásitos.

Aunque un proceso infeccioso causa varios síntomas, existen infecciones que son asintomáticas. Esto hace referencia a las infecciones que no dejan síntomas visibles, y que son denominadas infecciones subclínicas.

Fiebre

La fiebre es uno de los mecanismos pone en marcha para protegerse. Al aumentar la temperatura, el cuerpo alerta al sistema inmunitario para defenderse ante la infección.

Es posible que hayas escuchado que puedes saber si tu perro tiene fiebre al tocar su nariz, pero esto es solo un mito. De hecho, la fiebre gran parte de las veces no puede ser detectada.

Una temperatura de más de 39 ºC se considera fiebre, aunque también puede presentar estos niveles si se encuentra excitado o estresado. Por lo general, la fiebre es acompañada de letargo, depresión, temblores, pérdida de apetito, vómito, tos o secreción nasal.

Agrandamiento de ganglios linfáticos

Los ganglios linfáticos son órganos pequeños con forma ovalada. Estos ganglios contienen células que atacan y matan agentes patógenos.

Cuando el perro tiene una infección, sus ganglios linfáticos se activan y envían células que combaten la enfermedad.

Aunque los ganglios linfáticos se encuentran en el cuerpo de tu perro, se hace más fácil de encontrar los submandibulares. Están situados alrededor de la cabeza, cerca de la mandíbula, donde se une el cuello. También están los ganglios axilares y los poplíteos, ubicados en la parte trasera.

Secreciones

Es bueno tener presente los signos de infecciones bacterianas. Las infecciones visibles a menudo son subcutáneas, pero  pueden afectar la superficie de la piel. Las lesiones pueden verse como heridas o áreas de hinchazón.

La hinchazón puede aparecer como un área endurecida y firme o suave. Las zonas infectadas puede presentar ulceras en la superficie y secreción.

La consistencia y el color puede variar  de grosor y de color. Esta secreción puede presentar un olor desagradable, especialmente si hay pus.

Es importante que no dudes en contactar al veterinario si notas que el perro presenta picazón, enrojecimiento, inflamación o mal olor.

Dejanos tu comentario