BLOG DE MASCOTAS

La abeja ha sido declarada en peligro de extinción

El año pasado el Instituto Earthwatch declaró a las abejas como los seres vivos más importantes del planeta. Tras el debate que se organizó en la Sociedad Geográfica Real de Londres, se concluyó que este insecto es importante para el desarrollo del ecosistema. Desafortunadamente se encuentran en peligro de extinción.

“Las abejas son esenciales para la supervivencia del ecosistema, sin ellas, tendríamos que cambiar ciertos hábitos alimenticios de manera drástica, además tendríamos que aprender a vivir sin flores, sin frutas o verduras”, aseguró George McGavin, entomólogo, académico dedicado a estudiar los hábitos y comportamientos de insectos.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura, el 70% de la agricultura mundial depende de las abejas. De igual forma, 250 mil flores dependen de ellas y sin su presencia se perdería, incluyendo frutas y vegetales.

En este punto, las perspectivas no están siendo positivas. De hecho, estudios han confirmado que el 90% de la población de las abejas han desaparecido en el último tiempo. En septiembre de este año, 500 millones de ejemplares murieron en Brasil. Los antófilos tenían rastro de Fipronil, un insecticida que está prohibido en el continente europeo y clasificado como carcinógeno humano según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos.

Argentina pierde 34% de colmenas de abeja por año. Cifra que la coloca en el quinto país de América Latina en mortandad de abejas. En consecuencia, para el 2018, 72 millones de abejas murieron en Córdoba.

En este panorama, los insecticidas, el cambio climático, la falta de flora cumple un papel perjudicial. Un estudio elaborado por Greenpeace dejó conclusiones muy preocupantes, por ejemplo, entre el 60 y 90% de los alimentos que se necesitan en el mundo son polinizados por las abejas para su reproducción. Por lo que, si la población de abejas disminuye, la biodiversidad de la Tierra también lo hará, afectando las especies y pudiendo causar un efecto dominó.

Década de sequía en Chile

La preocupación por el impacto de clima en las abejas ha llegado hasta el Gobierno en Chile. El país ha destinado millones en ayuda a los agricultores que se han visto afectados por la sequía. En agosto anunció que se incluirían presupuestos para ocuparse del cambio climático.

“Todos conocemos la importancia de las abejas para la producción agrícola”, dijo el ministro Antonio Walker. Según señaló, el impacto de la sequía en las colmenas que hay en el país es muy serio.

Las abejas polinizan los principales cultivos que son de exportación, como aguacate, arándanos, manzanas, cerezas, almendras, etc. Con su labor, se sostiene la industria alimentaria.

La FAO halló el años pasado que en Chile la presencia de colmenas ya estaba muy por debajo para satisfacer las demandas de los agricultores. Mientras, la exportación de miel cayó a mitad de temporada, según los datos que han proporcionado las entidades responsables.

Expertos de la industria, dijo que hasta 2020 no estará disponible un recuento preciso de las colmenas que se han perdido este año. Sin embargo, reconoció que los informes procedentes del campo son suficientes para que el gobierno ayude a los apicultores.

Dejanos tu comentario