BLOG DE MASCOTAS

Síntomas y tratamientos del reflujo ácido en perros

El reflujo ácido en perros es muy común igual que en los humanos. Puede causar dolor e incomodidad si no es tratado con la ayuda de un profesional

El reflujo ácido es una condición muy incómoda y peligrosa, causada por el ingreso del contenido del estómago hacia el esófago y que después vuelve a hacer su camino al estómago. También se le conoce por el nombre de reflujo gastroesofágico.

Dado que el contenido que se encuentra en el estómago son ácidos, esto causa erosión en los tejidos del esófago. Como consecuencia, se aumenta el riesgo de padecer de úlceras esofágicas.

Esta condición puede ser muy difícil de detectar en los perros, ya que es una sensación interna que es difícil de visualizar.

Claves para determinar si la mascota sufre de reflujo ácido 

Se observan síntomas como mal aliento, tos, ruidos abdominales, molestias, vómitos de bilis, entre otros. También pueden presentar temperatura alta, salivación excesiva, lamido de labios, postura inusual o inapetencia. Precisamente esta última, puede generar la pérdida de peso.

¿Qué causa el reflujo ácido? 

El reflujo ácido es la entrada de enzimas ácidas y digestivas desde el estómago al esófago. Esto puede ser consecuencia de la debilidad del esfínter,  vaciado incorrecto del estómago, obesidad, hernias,, comidas picantes o muy grasosas. Algunos medicamentos como la prednisona también pueden generar el flujo ácido.

¿Por qué es importante atender el reflujo ácido en perros?

Si bien el reflujo ácido no suele ser grave, la intrusión de ácido puede irritar el esófago y provocar estrechamiento, adelgazamiento o necrosis del tejido. Adicional a ello, puede causar que el vómito ingrese a los pulmones, causando daños graves.

Diagnóstico

El diagnóstico de reflujo ácido en perros, puede ser detectar al observar los síntomas que presente el perro. Para lograrlo, se puede realizar una grabación de vídeo, ya que suele aparecer esporádica mente y puede que no presente signos típicos durante la consulta. Otra recomendación es escuchar el abdomen del animal después de cada comida.

Al mismo tiempo, para su diagnóstico también se puede realizar un examen de sangre para conocer los niveles de calcio, magnesio y vitamina B12. Así como un examen endoscópico de las vías gástricas.

Tratamiento para eliminar el reflujo ácido

Este padecimiento es manejado con tratamiento nutricional o medicamentos:

  • Los medicamentos más comuenes para el tratamiento incluyen: ranitidina, sucralfato, omeprazol, metoclopramida.
  • Puedes emplear remedios naturales como polvo de corteza de olmo americano que tiene efecto calmante en el tracto digestivo.
  • Antibióticos: administrados en caso de infección bacteriana
  • Probióticos: son de apoyo en el caso de muchas afecciones digestivas

El manejo nutricional del reflujo incluye:

  • Implementa una dieta baja en proteínas y grasas, para aliviar la carga de las enzimas digestivas
  • Revisa los horarios de alimentación
  • Abordar la inapetencia: una nutrición débil puede provocar pérdida de peso, estreñimiento, pérdida de energía y deficiencias dietéticas.
  • Ajusta los niveles de fibra para evitar la administración de grandes cantidades de frutas y verduras. La pulpa de remolacha son una buena opción.

¡Esperamos este trabajo te haya sido de mucha ayuda!

 

Dejanos tu comentario