BLOG DE MASCOTAS

¿Por qué son importantes las golosinas para el entrenamiento?

¿Cómo proceder en el entrenamiento recompensado con golosinas? Hoy podrás leer consejos sobre cómo usarlas para aprovechar todas sus ventajas

El entrenamiento para nuestra es retador, especialmente en caso de cachorros nerviosos y distraídos. Por lo que, requiere que el entrenador tenga paciencia y conocimientos de ciertas herramientas que puedan ser de utilidad en el camino. Las golosinas son una de las tantas opciones que tenemos a la mano.

¿Cuáles son los criterios para un entrenamiento positivo?

  • Recompensa el comportamiento deseado
  • Comportamiento voluntario. No debemos forzar a nuestra mascota para realizar el comportamiento
  • Uso de un reforzador acondicionado. La idea es que, cuando culmine el entrenamiento, el perro lo identifique con la recompensa.
  • Céntrate solo en factores observables y no en lo que podría estar pensando nuestra mascota

Uso de las golosinas en el entrenamiento

Las recompensas de golosinas son útiles en el entrenamiento para mantener a nuestra mascota concentrada. A pesar de los miles de años de domesticación, ciertas especies no están programadas para obedecer órdenes. Por lo que, dependerá del propietario, para que el animal sepa responder.

Es posible que a algunos les preocupe el uso de golosinas en el entrenamiento. Ya que muchos creen que las mascotas pueden obsesionarse con ellas y hacer que su obediencia dependa de las mismas. Por tal razón, es adecuado aprender el uso correcto de las golosinas.

¿Qué otras recompensas pueden funcionar?

Algunas mascotas van a trabajar a cambio de algo, sobre todo si lo encuentran gratificante. Otras trabajarán por una recompensa de juego, pero la mayoría lo hará por comida.

Ten presente que la comida, es muy deseada por nuestras mascotas. Por lo tanto, es una golosina puede ser una muy buena recompensa.

La clave es centrarse en el refuerzo de la conducta deseada

Esta es la primera recomendación para dueños novatos: solo se debe usar golosinas como una herramienta de refuerzo. Es decir, debe usarse como la recompensa por un trabajo bien hecho.

Por otro lado, en el soborno se ofrece algo para que el perro trabaje. Esto es así a sabiendas de que se ha negado a realizar un comportamiento. En el soborno se le ofrece la recompensa antes, y entonces es que sigue la orden.

Mientras el refuerzo asegura el entrenamiento efectivo y que el perro adopte el buen comportamiento a largo plazo, el soborno resulta nada más en ganancias a corto plazo.

¿Cómo es una buena golosina destinada al entrenamiento?

Deben ser pequeñas y fáciles de comer

Es importante que las golosinas sean pequeñas y fáciles de tragar. Lo recomendable es que sean del tamaño de un guisante.

Que sean sabrosas

Si a nuestra mascota no le gusta la golosina, esta no es vista como una recompensa. Por lo que, la recomendación es probar diferentes golosinas hasta dar con la que funcione. Lo ideal es tener dos diferentes.

Las golosinas comerciales son efectivas porque están diseñadas para gustar al animal. Sin embargo, puede suceder que, algunas de nuestras mascotas prefieran un pedazo de fruta, verdura o galleta.

Dejanos tu comentario