BLOG DE MASCOTAS

¿Cómo darle una pastilla a mi mascota sin que la bote?

Al igual que los humanos, nuestros engreídos podrían encontrar desagradable el sabor de alguna pastilla y negarse a ingerirla; sin embargo, existen formas muy creativas para lograr que tomen su medicina sin tener que batallar demasiado, incluso puedes divertirte con él o ella en el proceso.

 

 

Si al intentar hacer que tome su pastilla, tu gato te ha dado algunos arañones o tu perro presiona su mandíbula más fuerte que de costumbre, no te preocupes, los siguientes tips te ayudarán. Te daremos varias opciones e iremos subiendo el nivel de dificultad.

 

 

  • Elegir masticables 

    Lo ideal sería que le pidas al médico que te recete pastillas masticables. Ten en cuenta que las hay con diferentes sabores y es probable que tu mascota encuentre agradable la que has elegido y la ingiera pensando que es algún tipo de golosina.

 

  • Esconderla en la comida 

    Es el truco más fácil y puedes intentar hasta tres versiones. La primera es poner la pastilla junto con su comida: confundirla entre sus galletas, por ejemplo. Para la segunda solo debes triturar la pastilla y combinarla con su paté. Y por último, si tu mascota es de esas que traga muy bien sin necesidad de masticar, puedes coger un pedacito de pollo e insertarle la pastilla. Verás cómo la pasa en un dos por tres.

 

  • Dársela como jugando 

    Si no funcionó esconderle el medicamento en su comida, entonces tendrás que invertir un poco más de tiempo y jugar con tu mascota hasta que se tome la pastilla. Coge un puñado de galletitas y empieza a tirarle un por una. Si vas aumentando el ritmo, en determinado momento le tiras la pastilla y se la tragará sin problemas. Para que no aprenda a predecir el momento en el que le das la pastilla, cambia el orden cada vez que te toque dársela.

 

  • Agarrarla desprevenida 

    Ahora llegó el momento de recurrir al factor sorpresa. Cuando veas que tu mascota está desprevenida, abre su boca, coloca la pastilla al fondo (al inicio de su garganta) y luego lleva su cabeza hacia atrás. Debería tragarla en solo unos segundos.

 

  • Abrirle la boca e insertar la pastilla 

    Si llegaste hasta aquí y nada, tu mascota sigue sin tomar su pastilla, llegó la parte más difícil, ponerte en evidencia y hacer que trague su pastilla. No tienes que usar la fuerza, recuerda que podrías lastimarla, pero sí tendrás que actuar con rapidez.

 

Para que la ingesta de pastillas sea más fácil, de vez en cuando, aún cuando es cachorro, debes darle de comer en la boca. También ayudará si lo acostumbras a colocar su cabeza hacia atrás y le das masajes en la garganta, así cuando llegue el momento de hacerlo con una pastilla no se sentirá incómodo. ¡Sabemos que lo lograrás!

Dejanos tu comentario