BLOG DE MASCOTAS

Cómo evitar que tu mascota haga desastres cuando se queda sola en casa

 

 

¿Alguna vez te has preguntado qué es lo que hace que una mascota pase de estar tranquila a convertirse en una fuerza incontrolable de destrucción apenas se queda sola? No lo hace por malcriado o de loco, sino que existen distintos motivos detrás. El aburrimiento, la hiperactividad y la ansiedad suelen ser los más comunes, pero cuando son cachorros, también mordisquean todo a causa de las molestias que sienten en las encías, y porque aún no conocen las normas del hogar.

 

 

Lo peor que podemos hacer es castigarlo, ya que el animal simplemente aprenderá a portarse mal a escondidas para evitar el castigo. Para poder educarlo de manera correcta, te dejamos estos consejos:

 

 

Mantén tu casa a prueba de perros

 

 

Con esto nos referimos a que te ahorrarás mucho estrés no dejando artículos al alcance de tu mascota cuando se quede sola en casa. Cierra las puertas de las habitaciones, desenchufa los alambres y pon en una altura considerable todo lo que sea de valor. Esto es especialmente útil cuando el perro todavía es cachorro y recién está aprendiendo las normas del hogar.

 

 

Consigue una jaula para perros

 

 

Suena feo pero es en realidad algo muy común, en especial para cachorros. Simplemente debes saber cómo utilizarla. Compra una jaula grande y deja a tu mascota dentro cuando necesites salir o estés en casa pero no puedas supervisarla. Lo que nunca debes hacer es utilizarla como castigo, o tu perro lo asociará con algo malo y sufrirá cada vez que lo coloques dentro.

 

 

 

 

Entrénalo

 

 

Es importante que un perro sea entrenado desde cachorro para que aprenda a convivir en el hogar cuando ya sea adulto. Y el entrenamiento no es solo seguir órdenes, sino que involucra juegos dentro y fuera de casa. Recuerda que un perro cansado también está más relajado y muerde menos, así que además de entrenarlo también debes ejercitarlo bastante. Dependiendo de sus niveles de hiperactividad, sácalo a pasear o a correr. Llevarlo al canil para que corretee con otros perros es una buena idea.  

 

 

Consigue juguetes para morder

 

 

Los mejores juguetes son los que representan un reto para las mascotas. Así, ellos se pasarán el día distraídos y entretenidos, ¡ni siquiera recordarán que te has ido! Y si a tu cachorro le están saliendo los dientes, estos juguetes también son la solución perfecta. Puedes incluso ayudarlo colocando el juguete en el congelador unos momentos antes de dárselo, ya que el frío ayudará a adormecer sus encías.

 

 

Aprende a negociar

 

 

Negociar con su perro es un arte que todo dueño debe aprender. Cuando lo encuentres mordiendo algo que no debe, tienes la opción de gritar, pero tu perro solo lo soltará por miedo y no porque entienda lo que le estás diciendo. Mejor capta su atención con un sonido fuerte como un “¡HEY!” y enséñale lo que sí puede morder. También puedes llevar un juguete contigo y acercárselo a la boca. Cuando suelte lo que está mordiendo, felicítalo y entrégale el juguete. Jamás le des algo tuyo así sea para distraerlo por unos minutos, o tu perro no aprenderá a diferenciar lo que es valioso y lo que no lo es.

Dejanos tu comentario