BLOG DE MASCOTAS

4 reglas de oro para educar a tu cachorro

 

 

No existe duda alguna de que los cachorros son la máxima imagen de ternura. Son pequeños, peludos y adorables. ¿Quién no quisiera tener uno en casa y apachurrarlo todo el día? Pero cualquier persona que haya tenido uno sabe que, así como son tiernos, también pueden ser verdaderos diablillos traviesos que no se cansan de mordisquear y jugar.

Muchas personas evitan corregir al cachorro cuando este hace algún desastre o se comporta mal porque les da pena regañarlo o porque piensan que es normal que los cachorros sean traviesos y que con el tiempo se calmará.

No se equivoquen, un perro que no es educado desde temprana edad podría convertirse en un adulto problemático que se negará a seguir las normas más básicas .

Si quieres convivir en paz con tu  pataza y no frustrarte en el proceso de aprendizaje, hay 4 reglas de oro que jamás deberías olvidar.

 

Recuerda que tomará tiempo

 

Roma no se construyó en un día, así que no domarás a esa bestia salvaje tan rápido. Ten en mente que tu cachorro es un bebé y que él también se está esforzando en aprender. Lo único que él pide de ti es que le tengas paciencia y no te des por vencido.

 

No cambies las reglas


Esto no es tan fácil como parece. Imagina que lo estás educando para que no se suba a tu cama, pero de pronto volteas y te está mirando con esos ojitos que te dicen: “Por favor, déjame subir y acurrucarme contigo”. (A todos nos a pasado)

Por más que se te estruje el corazón, debes mantenerte firme y no cambiar las reglas, lo único que lograrás es confundirlo y se olvidará de todo lo aprendido hasta el momento. No olvides que lo que le permitas hacer al perro de cachorro debe ser lo mismo que le permitas hacer cuando llegue a la edad adulta.

 

 

Sé constante


Como hemos dicho, esto no sucederá de la noche a la mañana. Pero además de ser un proceso largo, también es un proceso que requiere de esfuerzo constante y que sigas una rutina. Si intentas enseñarle algo un día pero los siguientes dos te da pereza reforzarlo, no sirve de nada.  

 

El amor puede más que el miedo


Si quieres educar a tu cachorro, los golpes o gritos jamás serán la solución. La clave para educarlo correctamente es el cariño y la paciencia. Tal vez si le das una palmada a tu perro, este aprenda a temerte y llamarás su atención, pero si le dedicas tiempo y cariño, fortalecerás la relación que tienes con él y no te temerá, sino que te amará y respetará.

 

Dejanos tu comentario